La obra civil está dirigida a construir infraestructuras en beneficio de los pobladores de una ciudad, estado, municipio o espacio público. Podemos mencionar los puentes y las carreteras como algunos ejemplos claros y que utilizamos día a día. Sin embargo, la obra civil tiene ciertas particularidades que es importante conocer.


Son obras difíciles de construir por toda la logística que implica realizarlas y por el gran impacto que pueden tener a largo plazo tanto en el terreno de la construcción como en la vida de los pobladores. Debido a esto se considera que una obra civil debe dividirse en etapas para llevar un adecuado proceso y documentación del avance. Esto permite llevar un control de la calidad que requiere la construcción.


Debido a su envergadura, estas obras tienen altos costos por el volumen de materiales, los recursos técnicos y personal necesarios para su realización. Además, deben considerarse de largo plazo, ya que requieren de varios años para su conclusión.


Al ser obras grandes no es suficiente una sola persona para su supervisión, así que son necesarios distintos responsables que puedan dirigir y manejar pequeñas partes del proyecto.


Una construcción de obra civil representa grandes proyectos con distintos retos que deben enfrentarse correctamente, por lo que es necesario contar con profesionales en la materia para garantizar un resultado óptimo y exitoso. En CONTRISSA encontrarás verdaderos especialistas y expertos, así que no dudes en contactarnos.